Posts Tagged 'Responsabilidad Social Empresarial'

Mexicanos: menos protesta y más propuestas y acciones


Por: Julia Romero

“Para lograr cambios estructurales hay que empezar por uno mismo”

Todos los días escucho quejas, sobre gobiernos, gobernadores, funcionarios, organizaciones, familiares, amigos, etc. Y con esto de que la tecnología permite a la gente quejarse en más medios de comunicación al día (blogs, facebook, twitter, myspace, etc.), se pueden ver, escuchar, recibir, postear y twitear quejas exponencialmente. Al parecer el facebook funge de intermediario entre las discusiones de sobremesa y las revoluciones de café, y hay que tener cuidado porque “todo lo que uno diga podrá ser posteado en su contra”. 

En un mundo donde predomina el infotenimiento, da la impresión de que que facebook está a punto de ocupar el puesto de Dr. corazón, psicólogo, antidepresivo, paño de lágrimas, vaso-dilatador, etc  de los cybernautas y donde se invierten más horas al día en aplicaciones como Farmville que para trabajar en algo productivo, o para estar en contacto con la realidad de nuestro país. Qué clase de evasión se está generando donde la gente conoce más sobre la parcela cibernética de vacas azules de un desconocido, que la del campesino e está en la periferia de la ciudad manifestándose  en una verdadera lucha por sobrevivir. La ignorancia y la abulia son nuestros peores enemigos, no hay diferencia entre el tirano y el sumiso, para que existan la tiranía y los monopolios existen también ciudadanos que con sus acciones validan esa tiranía. Por lo tanto no hay diferencia entre lo que hace Monsanto y un ciudadano que no es capaz de ver esa realidad.

Hemos permitido que los medios de comunicación nos aislen en lugar de conectarnos, nos desinformen en lugar de comunicarnos, y nos mantengan en la ignorancia, mientras nosotros aceptamos los contenidos que se nos ofrecen sin siquiera cuestionar.

Desde hace tiempo se dice que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, qué voy a hacer para merecer algo mejor. Alguien muy sabio me dijo  “Yo ya no me pregunto qué país le voy a dejar a mis hijos, si no qué hijos le voy a dejar a mi país”.

No podemos esperar que sucedan cambios estructurales que beneficien el desarrollo de nuestro país, si la mayoría de las personas que pueden realmente hacer algo desahogan sus preocupaciones en redes sociales, y las revoluciones se terminan al levantarse de las sillas del café.

Para lograr cambios estructurales hay que empezar por uno mismo. Si queremos terminar con la corrupción afuera, primero hay que mirar dónde se origina la corrupción en nosotros mismos. Cuántos de nuestros actos al día son corruptos o contribuyen a fortalecer la corrupción en México. Si queremos un país diferente, necesitamos ser mexicanos diferentes, concientes y dispuestos a actuar. El consumidor tiene el poder siempre, y siempre se puede decir que no.

Y todos somos corresponsables de la situación que vivimos hoy en nuestro país desde el momento en que decidimos ignorar la realidad de millones de mexicanos que viven en situaciones de completa vulnerabilidad, simplemente porque mirar esa situación no cabe en nuestra agenda social.

 Ser ciudadanos significa saber que somos corresponsables de la realidad del país, y como tales debemos tomar acciones, profesionalizarnos, conocer nuestros derechos y obligaciones, vigilar que las leyes se cumplan, seguir las carreras y agendas políticas de nuestros gobernantes, informarnos sobre los procesos e iniciativas de ley, dar seguimiento a los programas sociales para garantizar el impacto de los recursos invertidos,  implementar planes de acción para incidir en las políticas públicas, saber diferenciar entre lo público y las políticas públicas, etc. De otra forma sólo somos personas que nacieron en un territorio y que siguen una serie de costumbres sin siquiera saber porqué.

Desde dejar de consumir productos de empresas que sabemos que contribuyen a la desigualdad de oportunidades, que no promueven los derechos humanos, ni la equidad de género, ni con la salud, y que fomentan la esclavitud de la humanidad. Desde hace algunos años está de moda que las empresas se cuelguen medallas que las califican como “socialmente responsables” pero en la mayoría de los casos dichas empresas sólo cumplen con cambiar “algunos”  de los muchos indicadores  como  para ser certificados y portar la ostentosa medalla.

Como ciudadanos no podemos seguir validando estas acciones. Todos somos instrumentos de cambio social. Para que este cambio sea estructural y positivo tenemos que poner mucha atención, no quedarnos con el discurso mediático. Seamos agentes de cambio social, cuestionemos la información que se nos presenta en medios de comunicación, pongamos los pies en la realidad social, informémonos y tomemos acción, entonces sí participaremos en construir un mejor México para el futuro. Si no, todo lo demás se convierte en pan y circo.

Anuncios

EL PROCESO DE DONACIÓN DESDE LA PERSPECTIVA DE UNA FUNDACIÓN EMPRESARIAL


EL CASO DE FUNDACIÓN AXTEL

Por Ana Luz Lozano Villalobos

 Desde que se decidió crear la Fundación AXTEL en 2005, el objetivo de AXTEL fue ir más allá de la “entrega de donativos” y dar un sentido estratégico y profesional a su compromiso con la comunidad.

Es así que Fundación AXTEL nace con el objetivo de crear alianzas con organizaciones de la sociedad civil que le permitan tener un impacto positivo en el desarrollo social de México, particularmente de las ciudades donde AXTEL opera como empresa.

Las alianzas son vistas como relaciones que tengan el potencial de crecer y sobrepasar el primer paso que, en efecto, está marcado por un donativo. Dentro de este contexto, los donativos son un medio, pero nunca un fin.

En Fundación AXTEL se optó por crear un Concurso Anual de Coinversión en Proyectos Sociales como medio para buscar organizaciones aliadas que operen proyectos en las líneas de interés de la Fundación. A través de este proceso, cada año durante los últimos 5 años se han seleccionado organizaciones aliadas que nos han dado la oportunidad de cofinanciar proyectos que inciden directamente en temas de gran interés para la Fundación.

El proceso de selección de las organizaciones y sus proyectos se hace con el apoyo de un Comité de Evaluadores expertos, quienes revisan, discuten y evalúan las propuestas siguiendo los principales criterios definidos por la Fundación: viabilidad, replicabilidad, sustentabilidad e impacto social de los proyectos.

Dentro de este formato, encontramos que el principal reto para seleccionar adecuadamente a los ganadores es la dificultad que tienen las organizaciones para diseñar de manera clara y concisa sus proyectos. Al no lograr expresar adecuadamente sus objetivos y clarificar los pasos a realizar para llegar a las metas propuestas, los evaluadores no tienen los elementos suficientes para dictaminar los proyectos.

Estamos convencidos de que la evaluación con expertos es un método bastante efectivo para dictaminar la factibilidad de apoyo a las organizaciones y sus proyectos, también ayuda tener una breve entrevista con las cabezas de los proyectos y la institución para conocer más detalles de lo que no alcanzan a especificar en los formatos.

No obstante que cada institución donante, ya sea empresa o fundación, persigue objetivos distintos en su estrategia social, creemos que hay elementos básicos que deben de tomarse en cuenta para la selección de aliados y estos tienen que ver con las características de las organizaciones, su transparencia, efectividad, el impacto de sus acciones y el profesionalismo de su trabajo. El uso de un manual como referencia puede ser útil para no pasar por alto los puntos clave en estos temas.

La experiencia de financiar y vincular a organizaciones desde una empresa


El relato de un donante

 

Por Luis Lach

Educación – Responsabilidad Social de Intel

 Cuando una corporación emprende esfuerzos de responsabilidad social, suele descubrir que el trabajo que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) hacen en favor de diversas causas sociales es un gran valor que vale la pena impulsar desde las empresas mismas.

La decisión de cómo se dona desde una empresa a organizaciones de la sociedad civil puede tomar muy diferentes formas que va desde las empresas que realizan donaciones para proyectos ya existentes previamente en OSC especializadas en áreas de interés de la empresa, hasta otras empresas que desarrollan sus propios proyectos de responsabilidad social empresarial y financian a OSC para que en conjunto implementen el proyecto desarrollado por la empresa, y que es de interés común con la OSC elegida.

Intel, la empresa para la que laboro, se ubica en este segundo entendido: los esfuerzos que Intel realiza el ámbito de la RSE se enfocan poderosamente a reducir la brecha digital entre grupos de población con poco o nulo acceso a ella, ya sea a docentes en espacios de educación básica a nivel público, como programas educativos para entornos comunitarios, ferias de ciencias o programas de educación superior, etc. En la mayor parte de estos esfuerzos, Intel ha desarrollado los programas completos a nivel global, y se financia localmente a OSC especializadas en los temas educativos materia del interés de Intel, con el objetivo de implementar estos programas.

La experiencia que desde el año 2000 ha tenido Intel financiando proyectos de responsabilidad social en México ha sido muy rica. Hemos podido ver en estos años, como las OSC han vertido su experiencia en la implementación de nuestros programas, de la misma forma que hemos constatado a través de numerosas evaluaciones, la pertinencia de los contenidos que Intel ha desarrollado y el éxito que esta estrategia ha tenido, primeramente para la población a que nos hemos dirigido y para la alianza entre ambos: donantes y donatarios.

Otro asunto no menos importante en nuestro recorrido con programas sociales es el hecho de la vinculación con diferentes niveles de gobierno, donde a través de centros comunitarios del propio gobierno, o de escuelas, y en conjunto con las OSC, se han creado historias muy exitosas de alianzas entre la empresa, las OSC y los referidos gobiernos (federal, estatal, municipal).

Donar y a quién donar: esa es la cuestión


La necesidad de donar estratégicamente.

Raúl Díaz y Julia Romero

Muchos desconfían, otros desconocen el tema, pero hay algunos que son apasionados. Estos últimos han descubierto el beneficio de saber cómo hacerlo. De qué significa ser un donante y porqué es importante donar estratégicamente.

Existen diversas formas y oportunidades para donar. El redondeo, a través de los cajeros automáticos, la cruz roja, vía organizaciones, eventos de recaudación como el teletón, etc. Participar en cualquiera de las anteriores nos convierte a todos en donantes esporádicos y potenciales donantes permanentes.  Según la Encuesta Nacional sobre Filantropía y Sociedad Civil (ENAFI) 2008,  el 77% de los mexicanos hace donaciones por lo menos una vez al año. Esto quiere decir que la mayoría de los mexicanos que no necesariamente se consideran a sí mismos donantes, hacen una inversión social apoyando alguna causa por lo menos una vez al año.

Pero la cuestión es,  entre tantas opciones a quién darle el dinero, cómo estar seguros de que la inversión se traducirá en impacto social. Filantropía Corporativa es enfocar estos esfuerzos de manera estratégica y eficiente, sin importar si viene de un individuo o empresa directamente, o si se hace a través de una fundación canalizadora de recursos. De esta forma cada peso donado se traduce en colaborar con un proceso donde se consolidan las redes,  la confianza entre los actores sociales y el Estado, y las leyes necesarias para solucionar las problemáticas sociales.

De la necesidad de conocer el panorama de las donaciones en el país, surge el Diagnóstico sobre Filantropía Corporativa en México, elaborado en 2008 por Alternativas y Capacidades. Donde se establece  cómo  la filantropía permite que la sociedad civil crezca y se democratice, además de que puede ser un instrumento de cambio social cuando se vincula con las causas, los problemas, los actores, las regiones y los enfoques que promueven este cambio.  Así como  un panorama de rezagos y  áreas de oportunidad no explotadas.

Por ejemplo, los recursos otorgados no se valoran en términos de sus impactos sociales, porque el impacto social es un resultado a largo plazo que se deriva de una serie de acciones, esfuerzos y condiciones sociales que no son fácilmente medibles en el corto plazo.  Antes de llegar a un impacto social se tiene que partir de una planeación que considere el proyecto en términos de tiempo vs profundidad del cambio social. 

Para profesionalizar la forma de donar es necesario que tanto individuos como  empresas  contemplen en sus procesos post- donación el monitoreo, la evaluación de calidad y el aprendizaje, entre otros criterios, al otorgar recursos. Además de seleccionar los proyectos de acuerdo a la sustentabilidad, proyección y experiencia de campo de las organizaciones que los realizan para no limitar el territorio de los proyectos exclusivamente a las organizaciones más conocidas.  

 Filántropos que garantizan el cambio social

Debemos tener en cuenta que la filantropía corporativa en nuestro país está en creciente desarrollo. Y para que se siga desarrollando  no se trata solamente de donar más dinero si no que  las donaciones sean  estratégicas y eficientes. Es decir, que individuos y empresas se asuman como donantes e instrumentos de cambio social y saber para que esto suceda debe existir un plan  donde se definan las  temáticas y tipos de apoyos,  se escojan los mejores proyectos y se les dé un seguimiento adecuado, para que los mismos se traduzcan en bienestar para las comunidades y, en la medida de lo posible, resulten autosustentables.

Para todos aquellos que quieran garantizar la eficacia de sus donaciones, Alternativas y Capacidades publica el libro: “11 pasos para profesionalizar al donante: Manual para invertir recursos con mayor impacto social”, el cual facilitará a sus lectores conocimientos sobre qué resultados quieren obtener a través de sus donaciones y a establecer los procesos para donar de forma estratégica y profesional.

El libro se podrá adquirir el día de la presentación el próximo 13 de abril y en las oficinas de Alternativas  a partir de esta fecha, o a través del correo electrónico contacto@alternativasociales.org

¿Qué opinas sobre este tema? Escribe un artículo relacionado, envíalo a la dirección anterior y te lo publicamos.


Escribe aquí tu email para suscribirte a este blog y recibir notificaciones a tu correo electrónico.

Únete a otros 81 seguidores

Archivos

Calendario

septiembre 2018
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Unete a nuestro foro en facebook

http://www.facebook.com/pages/Alternativas-y-Capacidades-AC/117402242032Escribe algo sobre ti.

Los más vistos

RSS Hazte fan de Alternativas en Facebook

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
Anuncios